Seguidores

23 nov. 2011

En escena

Enormemente, soy libre ante los ojos que se acumulan expectativos esperando mi presencia.
Voces que en su lejanía, van tomando poco a poco su silencio con esos riegos de ovación, que trasladan el salón al séptimo cielo.

No hace falta distinguir sus rostros cuando me encaro ante ellos y demuestro que leal les seguiré aunque no pertenezcan a mi rumbo, aunque no se percaten de mi ofrecimiento, aunque a veces no toleren el lenguaje absurdo.

Siempre tendré mi sonrisa antes sus pies y presenciarán la gran amiga concordia, personaje escénico y muy valorada últimamente.

Compañera en todas mis actuaciones.

Con una gran reverencia me despido y hasta muy pronto.

13 nov. 2011

La conducta


Hierba mala regenta en su prosapia y no quiere dar el raciocinio a esas bocas hambrientas que deambulan; con ganas de ver esa lengua obradora vaciando la vianda corrupta, que normalmente relamen con capricho.

Ante sus risas y su regencia, le conceden los honores de frecuentar sus visitas y de dominar las horas postradas, acompañada de sus más fieles siervos, que conservan la frescura de avasallar a quien atrofie la pauta generada.


No fisgéis cuando camine,

ni apuntéis cuando calumnie,

dejar pasar su ira de falsedades

y serviros de la gracia.

9 nov. 2011

Del alma

Y me sale del alma...
sin pensar en las murmuraciones,
yo duermo complaciente
y mi augurio se realiza
cuando el dia me saluda.
Marchan los aplausos
de uno en uno,
con la palma
bien lavada.

Y es que me sale del alma...
rompo las tristes historias
no digo,
espero a que tu vayas.

Esas chaladas miradas
que simplemente callan mi paso,
y yo voy dando vida
a mi voz,
dejando atrás
el antifaz del pasado.

Y me sale del alma...
sin reproches
al más necio sobrante,
yo sigo despertando
mis paces.
Cubrir de veneno podría,
pero yo no soy esa
cabeza de lánguida partida,
bien ando
y bien me descalzo.

Y es que me sale del alma...

8 nov. 2011

Carta blanca

Sabes perfectamente a quien me dirijo y tu sonrisa se hace profunda sin tu habla.Las letras de esta tarde disminuyen un poquito el tamaño, ya que recientemente se han sobresaltado y no han podido reanudar su marcha, hasta encontrar una pequeña luz que les avivara.

En este momento se encuentran en calma. Aunque en un papel blanco conoces muy bien,que se puede divisar muchas cosas. Solo hace falta un periodo de concentración e imaginación, divagar por el, siendo totalmente desapercibido por mucha gente.

Quien me lea pensará que estoy loca,tal vez tengan razón...Una locura que yace en mí desde hace algún tiempo y hoy en dia se va exteriorizando, sin tener miedo de su timidez.
Brillaste en mi conciencia siempre que iba a la deriva, rendiste los honores perteneciendo al mundo de los sueños y merodeaste hasta poder conseguir abrir tus alas y volar muy alto.



                                                                    Ti sogno sempre.

6 nov. 2011

Intermedio



Siendo mi primera inspiración

reafirmé a levantar el vuelo,

con tinta te dí tu nombre.

No te dejo solo

simplemente paseo...

5 nov. 2011

Ultimátum



Solo quedan olivares en la nada
en los viejos campos,
donde la maleza los aguarda.
Se muestra la muerte de cerca,
y de viejas raíces
que lloran su soledad.

¿Quién pudiera consolar el labrantío?
que dejando huella,
se ha perdido.

Se terminan los verdes colores
donde la vereda hacía espera,
y el ruiseñor de sus hojas
que cimbreaba,
al son del viejo ciclón.

¿Quién camina bajo esas ramas
que murmuran?

Ayer el viejo campero amigo,
hoy la imagen
de un recuerdo vivido.

2 nov. 2011

Day

¿Por qué
te muestras
austero
hoy?

Yo quiero

realizar sueños,

el presente

me llama a gritos

y tu presión

solamente deniega.

Déjame lanzarme

al vacío,

mi eco necesita

del viento,

salir con sus risas,

subir al infinito

en todo

lo que vemos.

No es dia
para conocerte...

No te equivoques

ni rencor guardo,

ni sufro a tu lado.

Pero me gusta

tu cara bonita

me llena de suspiros,

loca de alegría,

emoción por la vida.

Cuando regrese el llover,

pensaré en tí

y es cuando me siente

a hablar del olvido,

de una soledad

que entristezca,

de la nostalgia

que siempre llega.

Dime adiós
te lo pido...

1 nov. 2011

Como la vida misma (II)

Pasaba parte de sus horas sentado en la playa,leyendo novelas del viejo oeste.Era un medio que le permitía olvidar durante un rato,todos los problemas que se le avenían encima cada vez que regresaba a casa.Aparte era un gran entusiasta de la lectura.

Raúl como así se llamaba,sentía una gran predilección por Carmen.
Una muchacha que cuando llegaba la noche,le otorgaba una serie de golpecitos en la pared de su habitación,sin que nadie sospechara nada.
Ella era la vecina y la persona que le hacía satisfacer sus horas de ocio,cada vez que se reencontraban.Sin decirlo a nadie,en silencio se desvivía por ella...

Llegó la hora de regresar a casa y de amainar las horas llenando esa tripa,que le estaba pidiendo por momentos ese gran sustento de comida. ¡Imperdonable!

Se levantó de aquella arena tan fina y fué encaminándose muy apaciblemente hacia su casa;teniendo la certeza de que lo estarían esperando.

                                                                                
             Continuará