Seguidores

30 ene. 2012

No tengo salida ante tan grande laberinto, sé que hay un camino que me espera
pero siempre tropiezo con la recta que no es recta.
Tal vez sea un espejismo que me domina.