Seguidores

9 nov. 2011

Del alma

Y me sale del alma...
sin pensar en las murmuraciones,
yo duermo complaciente
y mi augurio se realiza
cuando el dia me saluda.
Marchan los aplausos
de uno en uno,
con la palma
bien lavada.

Y es que me sale del alma...
rompo las tristes historias
no digo,
espero a que tu vayas.

Esas chaladas miradas
que simplemente callan mi paso,
y yo voy dando vida
a mi voz,
dejando atrás
el antifaz del pasado.

Y me sale del alma...
sin reproches
al más necio sobrante,
yo sigo despertando
mis paces.
Cubrir de veneno podría,
pero yo no soy esa
cabeza de lánguida partida,
bien ando
y bien me descalzo.

Y es que me sale del alma...