Seguidores

5 nov. 2011

Ultimátum



Solo quedan olivares en la nada
en los viejos campos,
donde la maleza los aguarda.
Se muestra la muerte de cerca,
y de viejas raíces
que lloran su soledad.

¿Quién pudiera consolar el labrantío?
que dejando huella,
se ha perdido.

Se terminan los verdes colores
donde la vereda hacía espera,
y el ruiseñor de sus hojas
que cimbreaba,
al son del viejo ciclón.

¿Quién camina bajo esas ramas
que murmuran?

Ayer el viejo campero amigo,
hoy la imagen
de un recuerdo vivido.