Seguidores

21 ago. 2011

Confesiones



Sé perfectamente
que eres mi drogadicción;
mi impetuoso logro de dominación;
el ser que perpetua mi liberación;
el que me sabe ofrecer satisfacción;
el que muestra verdaderamente mi humillación;
el maestro que me enseña cuando hay una obligación;
quien sabe castigar mis errores con gran dedicación;
y lo más importante,
es el que has conseguido abrir poco a poco mi CORAZÓN.