Seguidores

22 ago. 2011

Mía

Decían que los años olvidarían las esperanzas y que tu y yo separaríamos un viaje de recuerdos colgados en nuestras mentes,una instantánea en donde se clausuraría la imagen pintada de blanco y negro y que recogeríamos todas nuestras verdades con las manos,llenando aquella arqueta vacía que un dia nos regalamos.
Hoy te he encontrado en la estación que guarda el adiós.Si quieres vamos corriendo ¡Mía! y suicidamos toda nuestra cobardía,en aquel acantilado que refugiaba nuestras miradas,mientras las palabras desfallecían y huían por el camino más corto para cobijarse.
Si quieres podemos reservar en primera línea del mar el amanecer, para que nos despierte y pueda reflejar de una vez el sueño que nunca pudo ser.
Estando presente,no quiero perder el desespero que me obliga a quererte.

Secuencia

¿Por qué su semejanza,siempre se oculta entre los barrotes de hierro que no se encuentran?

Charlie: Hola Charlie! ¿que haces?
Charlie: ¡No,no! ,se queda detenido cabeceando de un lado para otro,sin erguir su rostro en ningún momento.


No eres digno para regresar a mi casa
y conocer mis terminantes temores
esos que derrochan y deploran;
los que confunden y me controlan;
quienes regentan autoridad
y consiguen entremanos una elocuente parodia.

Es mi retorcer,
 que encauza el desvío a la arrogancia
y que permite que el embrollo emprenda
con fuerza su venganza;
sin detener al murmullo que me enlaza
y quien carcome mi vida,sin confianza.