Seguidores

30 ene. 2012

No tengo salida ante tan grande laberinto, sé que hay un camino que me espera
pero siempre tropiezo con la recta que no es recta.
Tal vez sea un espejismo que me domina.

3 comentarios:

  1. Querida Mía,
    nunca es recto el camino ... tu gran sensibilidad te lleva a crear espejismos, tal vez son necesarios para seguir.

    Cariños!

    ResponderEliminar
  2. Opino igual que Mercedes, el camino nunca es recto nuestra mente nos lleva muchas veces a crear espejismos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Mía, estoy regresando de unas vacaciones y poniendome al dia con todo.

    Los caminos nunca son rectos y raramente nos llevan directo a nuestros objetivos, siempre debemos elegir en medio de encrucijadas hasta que de a poco vamos obteniendo lo que queremos...los espejismos son parte de nuestras ilusiones...pero es necesario mirar atentamente lo que es verdadero y lo que vale para saber elegir...

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar