Seguidores

4 feb. 2012

Bailarina

Bailarina de cuerda,
que libra su danzar
entre la carcomida madera
de vieja caja de música.
Es la sonata que regenta,
tan deliciosa melodía
entre el oro de tus rizos
bailarina.
Se refleja luz celestial ante tus ojos
viendo de cerca el espejo brillar,
y ese giro que llevas cuando regresas
dando vueltas sin cesar.
Llevas años de experiéncia bailarina,
cerca de mi lecho siempre estás.

¡Ay muñeca! si tu hablaras
¿que me dirías al despertar?

Todavía tengo entre las alforjas
pétalos secos que te sirven para dormitar,
y un brillante de oro perla
que luce incesantemente
cada vez en tu desvelar.

Pasados son los veinte años
de la primera vez que te toqué,
dando cuerda para que me danzaras
como regalo de mi niñez.

4 comentarios:

  1. Que entrañables versos, Mìa, se sienten sinceros, como vividos, casi se toca la añoranza. Y es que la poesía es real desde el momento que se escribe.
    Abrazos.
    Leo

    ResponderEliminar
  2. Preciosa prosa, Mía. ¡Felicitaciones!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Prtecioso Mía! veo girar esa bailarina sobre los pétalos de tus tiernos recuerdos.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola Mía...¡Divino! Muy tierno poema, lleno de recuerdos y de profundos sentimientos...es un placer leere. Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar