Seguidores

22 ago. 2011

Mía

Decían que los años olvidarían las esperanzas y que tu y yo separaríamos un viaje de recuerdos colgados en nuestras mentes,una instantánea en donde se clausuraría la imagen pintada de blanco y negro y que recogeríamos todas nuestras verdades con las manos,llenando aquella arqueta vacía que un dia nos regalamos.
Hoy te he encontrado en la estación que guarda el adiós.Si quieres vamos corriendo ¡Mía! y suicidamos toda nuestra cobardía,en aquel acantilado que refugiaba nuestras miradas,mientras las palabras desfallecían y huían por el camino más corto para cobijarse.
Si quieres podemos reservar en primera línea del mar el amanecer, para que nos despierte y pueda reflejar de una vez el sueño que nunca pudo ser.
Estando presente,no quiero perder el desespero que me obliga a quererte.

8 comentarios:

  1. Hola Mía, una prosa muy refrescante, preciosa... te felicito con un fuerte abrazo. QDTB.

    ResponderEliminar
  2. Me encantó el diálogo interior de la protagonista, las metáforas y los escenarios por los que el lector transita con cariño y agradecimiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Mía, me alegro que te hayas quedado a mi lado, estoy de vacaciones, espero a primeros de mes empezar a publicar sino se me tuercen los planes.
    una excelente redacción de una vida amorosa. Espero que ese sueño, algún día pueda ser.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  4. Gracias por vuestras palabras,un gran beso.

    ResponderEliminar
  5. Un texto bello y encantador. Me gustó mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me alegra que te haya gustado Alma.Bienvenida :)

    ResponderEliminar
  7. Muy bello Mía.Donde está escrito que lo que fue no pueda volver a ser.El amor no queda quieto esperando en el andén,pueden volver a ver en primera clase amaneceres juntos.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Estimada Mía, hermosa interlocución, recordando ese viaje de recuerdos colgados, me encantó el juego de palabras e imágenes.

    Excelente, gracias por compartirlo.

    Con mucho aprecio,

    ResponderEliminar